Jesús Díaz, director de Licendising, analiza la influencia de las películas en el sector

El licensing de estrenos de cine será hegemónico en los próximos años

  • 14 de Abr, 2015

Aunque el negocio del cine no esté en su mejor momento, los lanzamientos en sala siguen siendo fundamentales, no solo para la industria cinematográfica, sino también para el licensing. Disney, Warner Bros., Universal, Sony y 20th Century Fox nos tienen preparados unos años en los que los superhéroes y demás personajes inundarán las pantallas del mundo entero y la mayoría de los productos de consumo con sus diseños. El licensing basado en estrenos de cine se presenta como hegemónico, al menos en los próximos cinco años.

El negocio del cine no va a desaparecer a menos que los propios distribuidores o algún Ministro así lo decidan. El cine está sufriendo, pero aguantando la presencia de la piratería, de internet, de los gobiernos de turno, etc., aun así, los lanzamientos en sala siguen siendo la principal fuente de ingresos de las majors aunque no tan importante como lo era antes.

Algunas claves para 2015 del licensing basado en el cine:

1.Para determinadas categorías de productos desarrolladas en el licensing es un riesgo cierto e importante desarrollar una colección basada en un lanzamiento de cine. Una película puede ser o no un éxito y tiene una exposición temporal limitada por lo que el riesgo es mayor al del resto de propiedades que puedan proceder del mundo editorial o televisivo. Esto es tan cierto como que los últimos grandes éxitos en España han sido Frozen y Peppa Pig. Una procedente del cine y otra de la televisión.

2.Como dijimos aquí hace unas semanas tenemos más licencias entre las que poder diluir nuestros riesgos y éxitos, no obstante 2015 será un año de ventas concentradas en pocas licencias y estas estarán centradas en lanzamientos de cine.

3. Categorías como BTS, Regalo, Textil, Textil-Hogar, Alimentación o Editorial deben tener un desarrollo importante con estas propiedades.

4. Los lanzamientos de cine son un evento social además de lúdico. Ya no es un mero día en el que se estrena ésta o aquella película. Es un fin de semana temático. Los niños y los no tan niños están esperando ese día, marcado en sus calendarios como lo están las vacaciones, el cumpleaños de la abuela o el próximo partido del Atlético de Madrid. Comprar un producto licenciado de una película ya no es solamente un acto de necesidad de consumo sino un acto de reafirmación social y de pertenencia a una comunidad. La comunidad de los fans o seguidores de la película en concreto.

Hace unos días estuve disfrutando de la exposición de Pixar y sus 25 años de animación, en Caixa Fórum. Disfrutando de esta exposición éramos alrededor de 600 personas y no menos de 200 niños. No quisiera dar una cifra pero al menos la mitad de los niños llevaban, utilizaban o tenían algún producto de algunas de las marcas de Pixar. Ya no entro a valorar cuantos, después de la exposición, volvieron a ver alguna de sus películas. Yo lo hice.

John A. Lasseter, fundador de Pixar y director creativo de Pixar Animation Studios, Walt Disney Animation Studios y DisneyToon Animation Studios dice que “la calidad es un gran plan de negocios” y creo que tienen bastante razón.

Una versión extendida de este artículo podrá leerse en la próxima edición de Licencias Actualidad.

Si quieres compartir...