Reflexiones sobre el sector

Negocio del licensing: 7 aspectos a tener en cuenta en 2018

  • 12 de Abr, 2018

Después de un 2017 marcado por la estabilidad de las ventas y en el que no ha destacado ninguna licencia por encima de las demás, el sector se dirige hacia la diversidad.

2017 fue un año marcado por la estabilidad de las ventas y por la falta de una propiedad que predominara por encima de las otras en el sector de las licencias. Ahora, el sector se dirige hacia la diversidad, con un público que se verá expuesto a grandes cantidades de productos y contenidos. Recuperamos las reflexiones que publicamos en el nº 76 de la revista LICENCIAS Actualidad (enero-marzo 2018), y resaltamos los siete aspectos a tener en cuenta en 2018:

Saturación en un mercado diverso. Para 2018 es necesario que la industria se dirija hacia la diversidad, después de un 2017 caracterizado por una amplia oferta de propiedades dirigida al target infantil y por la falta de una licencia de éxito que marcara el camino del negocio. Se tiene que tener en cuenta, también, el escenario de transformación en el que nos encontramos, con la aparición de nuevos actores procedentes del ámbito online y que apuestan por contenidos propios.

Redefinir el concepto ‘licencia’. El negocio del licensing centrado en el target infantil se ha caracterizado por la monopolización de los últimos años por parte de dos/tres propiedades, llevando al sector a cierta tendencia de clonación. Para el futuro, se prevé que el negocio se dirija hacia la racionalización de los programas de licensing, con desarrollos específicos en las categorías importantes y artículos cuya licencia aporte un verdadero valor añadido.

Cada partner, en su espacio adecuado. Propietarios y agentes deben establecer una correcta estrategia de lanzamiento de producto, eligiendo a los licenciatarios adecuados para cada categoría. En este aspecto, los licenciatarios piden respetar los acuerdos de exclusividad y reivindican la necesidad de que propietarios y agentes cuenten con un plan de licensing creíble y coherente.

Alargar el ciclo de vida de la licencia. Los profesionales siempre han buscado ciclos de vida más largos para sus propiedades, queriendo convertirlas en ‘clásicas’, aunque la duración de las licencias depende de factores que algunas veces son incluso ajenos a la propia gestión de la empresa. El mercado actual, que cuenta con una gran oferta de marcas y contenidos, y el consumidor, que siempre está buscando la novedad, dificultan que una propiedad fidelice su público.

Un objetivo común. Se sugiere más cohesión entre los profesionales y también una colaboración más estrecha entre los diferentes actores de la cadena de valor, para realmente conseguir el éxito de todos los profesionales participantes. Mientras los licenciatarios piden condiciones más flexibles o un fácil acceso a la adquisición de propiedades, a éstos se les pide maximizar el proceso de producción y una mayor eficiencia de servicio al retail.

Buscar la diferenciación. Ante la cantidad de contenidos a la que se ve expuesto el consumidor, será necesario que las empresas del sector del licensing trabajen en la diferenciación, apostando por propiedades con valores definidos y colecciones de producto personalizado. Los licenciatarios, por su parte, deberán trabajar la calidad y la creatividad, para ofrecer productos atractivos y que aporten una oferta novedosa.

El reto de la digitalización. Tan importante es contar con una marca bien definida, como con una exposición 360º. En la actualidad, ante el creciente uso de Internet, resulta esencial hablar de experiencias de marca integrales y la ventana de exposición de las propiedades deberá contar con una estrategia de emisión multiplataforma. Según los mismos profesionales del sector, aquellas licencias que no se adapten no sobrevivirán.

Si quieres compartir...