En el sector de las licencias

Cadena de valor: 6 aspectos a tener en cuenta sobre el licenciatario

  • 16 de Abr, 2018

Analizamos algunos de los aspectos más relevantes sobre la figura del licenciatario dentro de la cadena de valor en el sector del licensing.

Cuando hablamos del sector de las licencias, hacemos referencia a un negocio asentado en un proceso basado, fundamentalmente, en la cooperación entre dos partes para generar un producto, un servicio o una promoción en concreto. Así pues, propietario y licenciatario firman un acuerdo en el que ambas partes deberán adoptar un papel concreto a desempeñar. En este análisis recuperamos el Informe Especial: Cadena de Valor II que publicamos en el nº 76 de la revista LICENCIAS Actualidad (enero/marzo), y nos centramos en los aspectos a tener en cuenta sobre el papel del licenciatario dentro de la cadena de valor.

  1. El licenciatario tiene la función de desarrollar un producto deseable, diseñar embalajes atractivos y administrar las responsabilidades que se asocian a la fabricación, comercialización, venta y entrega de los productos licenciados, después de haber obtenido una licencia mediante el alquiler de los derechos de un propietario.
     
  2. Siguiendo la guía de estilo que les proporciona el propietario, el fabricante debe interpretar la marca y transformarla en la experiencia que busca el cliente, sin dejar de lado la calidad y el diseño. Asimismo, también debe ponerla a la venta en el canal adecuado en cada caso.
     
  3. Para agentes y propietarios, el licenciatario debe ser capaz de detectar qué funciona en el mercado para transmitírselo a los clientes de una manera correcta, honesta y veraz. En este sentido, es importante que el fabricante conozca el entorno y pueda tomar las decisiones correctas.
     
  4. La transparencia y la proactividad son dos puntos clave en la relación entre el licenciatario y el propietario/agente, teniendo en cuenta que la credibilidad y un servicio personalizado son muy importantes. Los licenciatarios, por su parte, reclaman más agilidad tanto en la negociación como en la aprobación de diseños.
     
  5. El fabricante debe implicarse más en todas aquellas áreas en las que el producto tiene presencia, según la opinión de la distribución. Para mantener el vínculo de colaboración con el detallista, el licenciatario tiene en cuenta acciones como la aparición en catálogos, concursos y promociones o diseño de escaparates, entre otras.
     
  6. De cara a los próximos años, el licenciatario debe afrontar el reto de maximizar la red de producción y conseguir procesos más rápidos, con el fin de poder servir a la distribución de la forma más inmediata posible, en un entorno en el que el tiempo de respuesta a los requerimientos del mercado es cada vez más exigente.

Si quieres compartir...