Jordi Rey, director general de Biplano

"Las licencias se han abierto prácticamente a todos los sectores"

  • 17 de May, 2011
El presidente de Biplano, Jordi Rey, explica que no conoce la fórmula mágica que convierte una licencia en un éxito, pero lo cierto es que Bob Esponja ha sido la licencia de 2010 y la suya es la agencia que gestiona sus derechos. Biplano también ha sido escogida agencia del año en los premios de Licencias Actualidad, no sólo por su trabajo con este personaje, sino también por la gestión de propiedades como Dora la Exploradora, Shrek y Rango, entre otras.

¿Cuáles son las apuestas de Biplano para 2011?
Por suerte contamos con muchas propiedades que están funcionando muy bien y creemos que podremos ayudar a muchas empresas a sobresalir por encima de las demás, como ya estamos haciendo. Sólo con mirar la información que publica NPD, un termómetro que utiliza mucha gente, de las propiedades que están entre las diez primeras de 2010 tenemos Bob Esponja, Dora y Star Wars. Esto ya es un principio, pero además tenemos otras propiedades con resultados de audiencias de televisión que son francamente muy buenos. Entre Clan TV y La Primera, gestionamos los derechos de ocho programas, por ejemplo: Chugginton está despegando muy bien y Noddy se está consolidando como una muy buena propiedad. Eso sólo por hablar de algunas propiedades que están en televisión en estos momentos, pero también tenemos otras que han de salir más adelante y no dejamos de tener propiedades de cine, otro negocio muy importante aunque más puntual. Para este año tenemos las películas de Los pitufos y Tintín, que si todo va bien serán películas que ayudarán a generar buenos royalties.

Bob Esponja fue un gran éxito el año pasado, y de hecho los profesionales la escogieron licencia del año en los premios de Licencias Actualidad, ¿cuáles fueron los factores del éxito de este personaje? 
Si lo supiera, ya me habría jubilado. Podría decir que ya tengo la solución perfecta y sería capaz de aplicarla a otras propiedades. Pero no creo que exista esta solución: no hay una razón fundamental, porque de hecho ya lanzamos hace años la misma propiedad y en ese momento fue un fracaso. ¿Qué es lo que ha cambiado desde entonces? No lo sé, pero simplemente ahora ha entrado bien, ha caído simpático y a partir de aquí, la cadena de televisión ha realizado una política de refuerzo extremadamente importante. La propiedad en sí gusta a todo el mundo: a los padres les gusta, los niños lo pasan bien, no hay elementos negativos y está diferenciada. 

¿Cuáles son los motivos que explican que las licencias tengan tanto éxito en España en comparación con otros países?
Uno de los motivos es la crisis, que está haciendo que la gente busque soluciones donde las hay. Las licencias son una herramienta de marketing y hace años estamos intentando explicar que ayudan a vender, a diferenciar los productos, a construir marca, y prácticamente no tiene defectos. Y además, los costes están relacionados con las ventas que se logran, mientras que la publicidad requiere una inversión previa antes de saber si se obtendrán rendimientos o no. Otro asunto relacionado es el de los cambios en el mercado en los hábitos del consumidor, que hace que muchos medios tradicionales no funcionen y refuercen la licencia como medio para destacar. Antes se decía que las promociones servían y se veían mucho en época de crisis: ahora las licencias están asumiendo este papel.

¿Cree que falta conocimiento empresarial hacia el mundo de las licencias?
Diría que hay grupos de empresas muy diferentes. Hay sectores que conocen perfectamente la licencia y saben que les ayuda, por lo que las están utilizando no sólo para vender aquí en España sino también para abrirse a otros mercados y defenderse de los ataques de licenciatarios que vienen de fuera. La mayoría de los sectores manufactureros ya han entendido que las licencias les ayudan muchísimo; no sólo los sectores clásicos como juguetes, sino también otros que antes no estaban tan interesados, como apparel: en estos momentos la licencia aplicada al textil se está usando muy bien. Las licencias se han abierto prácticamente a todos los sectores. Donde fallamos más es en servicios, como la banca o aseguradoras, que no lo ven de la misma manera.

Si quieres compartir...