Según el libro blanco que presenta Diboos, federación del sector

La animación española factura más de 300 millones al año

  • 18 de Ene, 2013

El sector de la animación en España facturó 306 millones de euros en 2011, según el Libro Blanco de la Animación encargado por Diboos, Federación Española de Asociaciones de Productoras de Animación, y elaborado por la consultora Rooter. Según este trabajo, España cuenta con más de 200 empresas de animación que generan más de 5.000 puestos de trabajo. El estudio prevé un aumento de hasta 7.000 empleos, dado el factor multiplicador del sector. Además, el efecto total de la animación en la economía española es de 729 millones de euros, manteniendo 8.599 empleos, directos e indirectos.

Esta facturación ha supuesto un impacto en el PIB del 0,04% y un impacto fiscal del 0,042% sobre la recaudación tributaria del Estado español. En relación a estos datos se espera para el 2017 que la animación española genere un impacto de 1.581 millones de euros generando más de 21.000 puestos de trabajo directa e indirectamente. Destaca el factor multiplicador del sector de la animación que corresponde al 1,7; lo que significa que por cada puesto de trabajo directo se genera el 0,7 de otro empleo en la economía.

La importancia del sector en España

El Libro Blanco de la Animación está ya disponible en la página web de Diboos y supone el primer estudio del sector que se realiza desde 2003, año en el que se publicó el último informe relativo a la animación en España por FAPAE.  

Carlos Biern, Presidente de Diboos explicaba la importancia del documento para la industria: “El sector de la animación a nivel mundial es siempre considerado un sector amable debido probablemente a su labor educativa, de entretenimiento o por su vertiente comercial dirigida al público infantil. La animación es un sector que llena de color y alegría los cines, las televisiones, los tablets, las tiendas y centros comerciales, y una gran parte del tiempo de ocio familiar, no de este país sino de todo el público internacional. Lamentablemente muchas veces percibimos que somos un sector industrial totalmente desconocido, no para las audiencias o para el público internacional, sino para los actores del sector audiovisual, para los potenciales
inversores o para las administraciones públicas nacionales.”

La internacionalización de las empresas y de la oferta

En el estudio se pone en valor la capacidad de internacionalización de la animación española: el 62% de las empresas españolas exportan contenidos, generando entre el 38% y el 70% de sus ingresos gracias a la exportación.

El estudio pone ejemplos como el largometraje Las aventuras de Tadeo Jones (2012), vendido en 35 países, y la presencia de nombres como Pocoyó y Jelly Jamm en más de 150. También destaca el gran número de coproducciones, que asciende al 70%, siendo empresas de países de la Unión Europea los principales socios, y TVE y Televisió de Catalunya las principales cadenas coproductoras de animación.

Investigación y desarrollo

El estudio revela también que el sector de la animación está considerablemente volcado en el desarrollo de I+D, siendo un 67% de empresas las que realizan este tipo de actividades innovadoras para mejorar la producción de sus contenidos. Dichas empresas destinan entre el 12% y el 30% de su plantilla a éstos efectos, frente a la media de las empresas españolas que únicamente destina el 2%.

En relación a la formación, el informe aborda las necesidades formativas del sector, recalcando la escasez del capital humano formado, la falta de formación pública reglada y la considerable fuga de talento que tiene lugar en nuestro país.

Recomendaciones

Con respecto a los resultados de todos los análisis realizados para el estudio se proponen una serie de recomendaciones orientadas al sector público y al sector privado:

- En cuanto al sector público, destaca la propuesta del desarrollo de un sistema de incentivos fiscales, la creación de ayudas para proyectos y empresas así como para el fomento de las producciones orientadas a la exportación.
- Para el sector privado se presenta la animación como una oportunidad de negocio, dada su alta proyección internacional así como la calidad de los contenidos españoles. Se considera el sector de la animación como una industria creativa y cultural con mayor proyección de crecimiento y una fuerte demanda en el mercado europeo.

Si quieres compartir...