En colaboración con Movistar

Pantallas Amigas presenta un decálogo para escoger videojuegos y apps

  • 19 de Jun, 2018

La iniciativa Pantallas Amigas y Movistar han colaborado para elaborar un decálogo que ayude a los padres a escoger y disfrutar los videojuegos y las apps en familia.

El tiempo de uso de las pantallas y el que los más pequeños dedican a jugar a videojuegos incrementa notablemente durante el periodo de vacaciones del verano, debido al aumento del tiempo libre y a la proliferación de los teléfonos móviles y las tabletas. Además, los avances tecnológicos y la mejora en el desarrollo de los juegos, favorece que cada vez existan más opciones y juegos diferentes, de todas las temáticas imaginables, a los que los más pequeños tienen acceso.

Ante esta situación, la iniciativa Pantallas Amigas, en colaboración con Movistar, ha elaborado un decálogo para la elección y el disfrute de videojuegos y apps en familia. A continuación, rescatamos los 10 consejos que ofrecen Pantallas Amigas y Movistar para la selección de los videojuegos y apps más adecuados:

  1. Informarse bien acerca del videojuego antes de comprarlo o descargarlo.
     
  2. Elegir videojuegos que estimulen la creatividad o fomenten la lectura.
     
  3. Seleccionar party games para jugar en familia o juegos colaborativos y ¡participar!
     
  4. Prestar atención a gastos inesperados en videojuegos tipo “freemium”.
     
  5. Evitar que lo gratuito sea el factor principal porque puede existir malware en juegos de dudosa procedencia.
     
  6. Descartar juegos que tengan un componente social online si no se va a poder hacer una supervisión adecuada por parte de un adulto.
     
  7. Ignorar juegos gratuitos no contrastados que exijan ceder datos personales o conectar con redes sociales.
     
  8. Procurar emplear una pantalla amplia, incluso una televisión y situarla en un lugar de tránsito en el hogar.
     
  9. Dedicar tiempo a escuchar y ver cómo reaccionan los más pequeños mientras juegan.
     
  10. Cuidar su salud y descanso poniendo límites de uso y prestando atención a su postura o condiciones visuales. No usarlos antes de acostarse porque dificultan la conciliación del sueño.

Si quieres compartir...