ECOLOGÍA Y PROTECCIÓN DE DATOS, LAS CUESTIONES DE MAYOR PESO

Preocupaciones del consumidor para 2018

  • 24 de Nov, 2017

2018 será un año en el que los consumidores mostrarán más consciencia con el respeto por los mares, y su impacto en la vida marina, así como en su propia salud.

A medida que avanza la sociedad, nuestras preocupaciones van variando, así como nuestros comportamientos y nuestras maneras de decidir. Algo que también implica, de manera directa, una evolución constante en nuestros hábitos de consumo.

En este aspecto, la compañía Mintel ha elaborado un estudio en el que intenta abarcar cuáles son los factores determinantes que las empresas van a tener que atender de cara a 2018. Un año que vendrá profundamente marcado por un auge de la preocupación por la ecología, así como la protección de datos. Sin embargo, la consultora ha podido resumir dichas expectativas en cuatro puntos distintos:

  • La importancia de la ecología
    ¿De qué manera va a entrar el océano dentro del consumo? Y es que, según la compañía mencionada, 2018 va a ser un año en el que los labbys provocarán que los consumidores se muestren más conscientes con el respeto por los mares, y su impacto en la vida marina como en su propia salud. Por ello, los analisas de Mintel aseguran que éste se hará un tema de moda, y por lo tanto se convertirá en un aspecto a tener en cuenta, con una clara preferencia por aquellos productos biodegradables y respetuosos con el medio ambiente.
     
  • Proteger datos, en la sociedad de la información
    Los consumidores cada vez son más conscientes de la importancia que tienen los datos en la actualidad. La información, y el uso que se hace de ella se convertirán en un factor clave para los usuarios. Por un lado, los propios consumidores son más activos en el momento de gestionar y proteger su propia información, mientras que la estrategia legislativa de Europa también obligará a las marcas a tomar medidas en el asunto.
     
  • Los adolescentes, en el punto de mira
    Los adolescentes, cada vez más, se verán expuestos a estrés y angustia debido a la salud o al trabajo, y las empresas deberán convertirse en sus ayudantes. Un factor muy atado al auge que tienen, y que tendrán, las redes sociales. Los nuevos adolescentes, conscientes de ello, y de la presión del impacto negativo por la que sufren las compañías, ofrecerán más poder a las nuevas generaciones de consumidores jóvenes.
     
  • La era de ‘post verdad’
    Noticias falsas, un contexto político de mentiras, o el conocido como Universo de la Post verdad, hará que cada vez más el consumidor medio aprecie la transparencia y la información de fácil acceso. En este sentido, las empresas deberán adaptarse y ofrecer una manera más sencilla de presentar sus datos, de mostrarse con transparencia, sin ocultar qué se hace y el porqué.

Si quieres compartir...