Estudio ‘Connected Life’ de Kantar TNS

Los internautas todavía se muestran reacios ante el comercio electrónico

  • 22 de Dic, 2017

Según el estudio realizado por Kantar TNS a nivel mundial, la mayoría de usuarios encuestados todavía no confía en el e-commerce.

En un entorno cada vez más conectado, los usuarios no acaban de confiar en las marcas. Así lo refleja el estudio ‘Connected Life’ que ha realizado Kantar TNS a 70.000 personas de 56 países diferentes, en el que preguntaban por cuatro temas: tecnología, datos, contenido y e-commerce.

Según el estudio, la confianza es la principal barrera del comercio electrónico, que pese a experimentar un crecimiento constante, todavía ve como la mayoría de usuarios siguen siendo reacios a utilizarlo. Las nuevas tecnologías, como los botones de compra o la posibilidad de pagar con el móvil, eliminan algunas dificultades, aunque los usuarios no acaban de percibir sus ventajas y, por ejemplo, los españoles, todavía prefieren pagar con dinero antes que hacerlo con el móvil. El 43% de los españoles encuestados asegura que no pagaría nada con el móvil, mientras que el 29% lo querría pagar todo con su dispositivo.

La importancia del contenido
El estudio también refleja la irrelevancia que tiene el contenido de las marcas en las redes sociales, el 49% de los españoles considera que estos contenidos no son nada importantes. “Los profesionales del marketing han olvidado anteponer las necesidades del cliente ante todo”, apuntan desde Kantar TNS.

En relación a la confianza en la tecnología, el 27% de los españoles encuestados se muestra dispuesto a interactuar con una máquina, siempre y cuando esto suponga más rapidez (cifra que llega al 39% a nivel mundial). Además, el 29% de españoles no tendría ningún problema en recurrir a empresas con servicio de atención al cliente exclusivamente online. El estudio también refleja que los internautas se sienten cada vez más distraídos y acosados por la tecnología y el 37% de los usuarios entre 16 y 24 años admite un uso excesivo del móvil.

Finalmente, ante las cuestiones sobre los datos, el estudio muestra que los internautas prefieren la privacidad ante la conveniencia y prefieren tener mayor control sobre su actividad aunque esto suponga pérdida de rapidez. El 53% de los españoles se muestra reacio a conectarse a dispositivo que monitoricen su actividad y el 61% (20 puntos por encima de la media global), muestra preocupación por la cantidad de datos personales que las empresas tienen de ellos.

Si quieres compartir...