Según un estudio de Ipsos MORI para Deloitte

El 47% de los consumidores son adictos al móvil

  • 29 de Dic, 2017

De media, una persona mira el móvil unas 47 veces al día, desde que se levanta hasta que se va a dormir, convirtiéndose en una actividad compulsiva y que muchos estan intentando reducir. 

La imagen de un adolescente con el móvil es de lo más habitual, no importa el espacio donde transcurra la escena. Sin embargo, el uso de los dispositivos móviles no solo se reserva a esta franja de edad, sino que se ha expandido en casi toda la población. Así lo demuestra un estudio elaborado por la empresa de netwoking Deloitte, realizado en Estados Unidos con personas de entre 18 y 75 años, el cual revela que, de media, una persona mira el dispositivo 47 veces por día.

Como es de esperar, entre la población más joven, una tendencia que ha aumentado respecto al año pasado. Así pues, el informe revela que, de media, los jóvenes miran la pantalla unas 86 veces al día, algo más de las 82 que miraban el año pasado.
Por otro lado, el estudio muestra que el móvil se ha convertido, de alguna forma, en nuestra sombra. Y es que, 9 de cada 10 entrevistados reconoce que mira el móvil a primera hora tras despertarse y antes de irse a dormir.

Además, lo consultamos y utilizamos a todas horas durante el día, da igual si estamos solos, en grupo o haciendo alguna actividad cuotidiana. Según el informe, un 92% de los encuestados reconoce usar su Smartphone mientras compra, un 90% en el tiempo de ocio, un 89% mientras ve la tele y un 78% mientras come.

Evitar mirar tanto el móvil

El estudio señala que los usuarios somos conscientes de que pasamos demasiado tiempo pegados a las pantallas de los dispositivos, por lo que muchos han empezado a cambiar sus hábitos para limitar su uso. Algunos de los métodos implementados son guardar el móvil cuando se está acompañado, silenciarlo y apagarlo por las noches. De los que se consideran adictos al móvil y han intentado limitar su uso, el 30% lo ha conseguido, mientras que un 17% reconoce que no ha podido cambiar sus malas costumbres.

Si quieres compartir...