La última revolución industrial

La industria 4.0 pone a prueba las empresas

  • 03 de Abr, 2018

Ante la revolución industrial que supone la llegada de la industria 4.0, las empresas deberán adaptarse al nuevo contexto.

Desde la metodología de producción y venta hasta la manera en que se relacionan empresa y consumidor, la industria 4.0 lo está cambiando todo y los analistas la definen como la última revolución industrial.

Para los expertos, el hecho de que todo lo que nos rodea esté conectado nos ha llevado a una era en la que ha cambiado el concepto de consumo, se han incorporados nuevas ideas de comunicación y empiezan a ser necesarios nuevos profesionales. Ante este nuevo contexto, las empresas y las marcas deben ajustar su filosofía y estructura para adecuarse al nuevo entorno.

Las empresas, obligadas a cambiar

Según un estudio realizado por PwC, el 70% de las empresas de todo el mundo espera alcanzar un nivel alto de digitalización en 2020 y los responsables esperan que con este cambio aumenten los ingresos derivados de su producción al mismo tiempo que se reducen los costes. Para conseguirlo, las empresas deberán ser más flexibles y rápidas, y estar más orientadas a las demandas de unos consumidores que cada vez quieren más productos de alta calidad y personalizados.

Todo ello obligará las empresas a replantearse la manera como trabajan y a asumir nuevos perfiles profesionales. Según un estudio de Michael Page, las ofertas de empleo relacionadas con la industria 4.0, crecieron un 50% durante el primer semestre de 2017 en España.

Si quieres compartir...