Hábitos de consumo

La experiencia de compra en el licensing para satisfacer las necesidades del consumidor

  • 18 de Jul, 2019
  • |Oriol Cortés - LICENCIAS Actualidad

Los puntos de venta de producto licenciado deben ofrecer algo más que el propio producto a sus clientes para seguir siendo referentes en el ideario de los consumidores y satisfacer sus necesidades.

Los hábitos de compra y los hábitos de consumo están evolucionando al ritmo de una sociedad inmersa en un proceso de transformación constante. Ahora es el consumidor quien domina la relación comercial, ya que Internet y los avances tecnológicos en los dispositivos móviles le permiten tener toda la información que necesita en la palma de su mano. Esto está provocando que los comerciantes minoristas tengan que adaptarse a este nuevo entorno y a esta nueva relación con sus clientes. Maros Álvarez, autor del libro ‘Retail Thinking’, señala que aquello comercios que consigan transformarse y adaptarse rápidamente serán los que tendrán éxito y podrán continuar con su actividad. Además, hay que tener en cuenta que el consumidor actual también ha cambiado sus preferencias y ahora opta muchas veces por productos experienciales (comidas, salidas, viajes…) por delante de los productos físicos.

Con este nuevo panorama que se abre frente al retail, los puntos de venta de producto licenciado tienen que ofrecer a sus clientes algo más que el producto en sí si quieren diferenciarse de la competencia, y en este sentido, las experiencias en la tienda física son clave para crear una impresión en el consumidor, conseguir que quiera volver y que se anime a recomendarla, y satisfacer también sus nuevas demandas. El precio y la calidad del producto siguen siendo factores determinantes a la hora de tomar la decisión de compra, pero cada vez se tienen más en cuenta otros factores como las fricciones durante el proceso de compra (colas, tiempos de espera, falta de stock…) o las experiencias en tienda, que son las que permiten que un cliente acabe siendo fiel a una marca. En este sentido, es importante poner al cliente en el centro de la estrategia, conocer qué es lo que quiere, empatizar con él y tener en cuenta sus deseos y preferencias.

¿Cómo puede aprovecharlo el sector del licensing?
La tienda del futuro estará pensada para que el cliente disfrute tanto de su compra como de la propia visita en sí, por lo que debe ser una tienda experiencial en la que se jueguen con los diferentes sentidos (cuantos más, mejor). En este sentido, las licencias por sí solas ya son un reclamo para atraer a los clientes hacia la tienda física, aunque para Marcos Álvarez todavía no es un factor determinante para asegurar la venta o la vuelta del cliente en el futuro. Por ello, lo importante es conseguir ofrecer experiencias únicas y con valor añadido, todo lo que sea ofrecer algo más que el producto en sí permitirá a estos artículos incrementar su potencial de compra.

Si quieres compartir...