Consecuencias del COVID-2019

Los nuevos hábitos de consumo post-Covid19

  • 03 de Jun, 2020
  • |Angela Biesot - LICENCIAS Actualidad

Varios expertos en retail y hábitos de consumo perfilan algunos de los cambios más notables en el consumo post Covid-19. Más allá del crecimiento del e-commerce, esta vez hablamos también de a-commerce.

Hemos hablado en reiteradas ocasiones sobre el impacto del Covid-19 en el retail, el consumidor post pandemia, sobre cómo será y sobre cómo han cambiado los hábitos de compra a raíz de la crisis sanitaria global... Y cada día que transcurre sabemos más, ya que al ser una situación totalmente inédita, hay cambios que se perfilan a diario a base de estadísticas, tendencias y novedades en el sector retail. A continuación vemos algunos cambios que exponen varios expertos en retail y consumo. 

Comprar online. Algo que ya venimos diciendo hace tiempo es que el consumo online ha aumentado, la gente que lo usaba antes del Covid-19 lo hace ahora con más recurrencia, y quienes no lo hacían, han ganado confianza en este canal, de hecho, durante el mes de abril el consumo en línea de gran consumo ha conseguido de promedio un 40 % más de compradores que en 2019. Sobre ello reflexiona Juan Carlos Gázquez-Abad, profesor colaborador de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC: “Es evidente que muchos consumidores han tenido que probar el canal en línea como consecuencia de esta crisis, y se han dado cuenta de lo cómodo y seguro que es para ellos. Esta experiencia incrementará la cuota en línea de cada cliente”.

Con respecto a las personas que han ganado confianza en este canal, es interesante la siguiente reflexión que habla sobre ello: “El confinamiento ha hecho que el segmento de la población que menos compraba por internet, los mayores de 55-60 años, ahora es el que más ha necesitado hacerlo, sobre todo los mayores de 70 años, que son los más vulnerables a la enfermedad y los que, por tanto, más confinados deben estar y sin ayuda de sus familiares”, afirma Neus Soler, profesora colaboradora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC. De hecho, Soler afirma también que una vez superada la crisis, dicho hábito de consumo permanecerá: “el consumidor sénior continuará comprando por internet porque ha perdido el miedo a hacerlo; las personas mayores han podido comprobar la comodidad que representa”:

Aumento del a-commerce. No es una falta de ortografía y no queríamos decir e-commerce. El a-commerce es el comercio automático, que es aquel en el que el cliente programa una determinada compra y automatiza el proceso sin necesidad de participar nuevamente en él. Suele funcionar muy bien con productos que necesitamos de forma recurrente: productos de higiene personal y del hogar, agua y determinados alimentos. En este sentido, Xavier García, profesor colaborador de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, explica uno de los beneficios de dicha forma de consumo: “Los operadores, al poder prever el volumen de compras de un producto por parte de cada consumidor, pueden ofrecer precios mucho más competitivos”.

Aumento de compra de las marcas blancas. Debido a que esta crisis ha afectado directamente al bolsillo de muchas personas y su capacidad adquisitiva se ha visto reducida, ha aumentado la compra de la marca blanca, que suele contener productos más básicos y de menor precio.

Si quieres compartir...