Sector de las fiestas y el ocio

Beneficios de disfrazarse

  • 26 de Nov, 2018
  • |Oriol Cortés - LICENCIAS Actualidad

El disfraz y los juegos de rol disfrazados aportan beneficios y pueden convertirse en actividades interesantes más allá de Carnaval o Halloween.

Con los profesionales del sector de las fiestas y el ocio preparando la próxima campaña de Carnaval, que se celebrará a principios de marzo, es importante señalar que el disfraz puede aportar beneficios y que jugar disfrazado, mientras se representan otros roles, puede ser una actividad más allá de las fechas marcadas en el calendario. Carnaval y Halloween. Por ejemplo, brindan a padres e hijos una oportunidad para crear e imaginar juntos y representar roles distintos a los suyos, así que ¿por qué no llevar esta diversión más allá de estas dos fiestas?

Disfrazarse má allá de las fiestas también puede ser una actividad divertida

El disfraz permite soñar a los niños y les incita a utilizar su imaginación, al mismo tiempo que los pequeños tienen la oportunidad de convertirse en lo que quieran y en aquellos personajes que reflejen su personalidad. Además, disfrazarse puede hacer que el aprendizaje de acciones comunes como atarse los cordones o abrochar y desabrochar botones sea mucho más divertido, teniendo en cuenta que se suelen utilizar diferentes accesorios y piezas de vestir. Esto, a su vez, promueve la independencia de los niños y niñas y les enseña a valerse por sí solos.

Asimismo, hay que tener en cuenta que disfrazarse va más allá de ponerse un simple disfraz, también requiere adquirir y representar un rol diferente. Los pequeños intentan imitar a sus personajes preferidos cuando se disfrazan, se convierten en ellos, y esto los anima a pensar al mismo tiempo que desarrollan su imaginación. Jugar disfrazados, además, puede enseñar diferentes emociones y ayuda a los pequeños a utilizar sus habilidades comunicativas para interactuar con otros niños.

La proyección del disfraz como juguete puede ayudar a dinamizar el sector

La estacionalidad de las fiestas en que solemos disfrazarnos es una de las principales problemáticas con las que se encuentra el sector, y la proyección del disfraz como un juguete o un objeto más, podría ayudar a dinamizar el sector. En esta línea, desde ‘The Genious of Play’ proponen una serie de consejos y pequeñas acciones que pueden ayudar a desestacionalizar el uso del disfraz: guardar los disfraces en una caja, junto a los juguetes, para que los niños los tengan a mano; ampliar la caja de disfraces con diferentes accesorios que los pequeños puedan utilizar; poner a disposición de los niños materiales para que puedan seguir imaginando y creando sus propios disfraces; incentivar que los niños hagan diferentes actividades, como ir a comprar o dar un paseo, mientras llevan puestos sus disfraces; crear recuerdos y capturarlos para poder recordarlos más adelante.

Si quieres compartir...