Marketing

5 aspectos a tener en cuenta para el marketing experimental

  • 23 de Jul, 2019
  • |Redacción - LICENCIAS Actualidad

La gran mayoría de las decisiones de compra se realizan inconscientemente y elementos como la música o el olor pueden influir en la mente del consumidor cuando compra.

Gerald Zaltman, profesor de la Universidad de Harvard, defiende que entre el 80 y el 95% de las decisiones de compra se realizan en el subconsciente del cerebro, un dato que refleja que el interés y la intención en la mayoría de las compras se acaban realizando sin que el propio consumidor sea plenamente consciente de ello. Esto permite estimular el interés a través de experiencias que lleguen directamente al subconsciente, y aquí es donde entra en juego el marketing experimental, que permite generar sensaciones positivas en el consumidor. En este sentido, IMF Business School ha querido analizar 5 factores que se deben tener en cuenta si queremos establecer sensaciones y experiencias de marketing en el establecimiento:

  1. No solo hay que satisfacer. Un precio atractivo y un producto de calidad ya no son suficientes, y de hecho la consultora Walker estima que en 2020 la experiencia de compra será más importante incluso que el propio producto. El objetivo ya no es solo que el cliente quede satisfecho, sino conseguir que salga de la tienda y recuerde el proceso de compra y lo pueda asociar a una marca en concreto.
     
  2. La música aumenta las ventas. Según la consultora de branding Heartbeats International, el 35% de los clientes permanece más tiempo en un punto de venta si le gusta la música de ambiente, mientras que un 14% reconoce que compra más si le gustan las canciones que suenan. Las empresas son cada vez más conscientes de ello y escogen las canciones teniendo en cuenta el perfil de sus consumidores.
     
  3. Un buen olfato para el marketing. Es mucho más probable que un consumidor recuerde el olor de una tienda que no las canciones que suenan de ambiente. En este sentido, un estudio de la compañía Ambipur apunta que las personas recuerdan un 35% de lo que huelen, mientras solo recuerdan un 2% de lo que oyen. Así, los especialistas en marketing experimental tienen muy en cuenta el olor de los establecimientos, que ayudan a asociar una marca con un aroma en particular.
     
  4. La tecnología, un factor clave. La Universidad de British Columbia ha realizado un estudio que demuestra que los consumidores realizan más compras compulsivas si compran a través de una pantalla táctil. Por ello, cada vez son más los establecimientos que deciden instalar pantallas no solo para mostrar su oferta, sino también para que el consumidor pueda comprar a través de ellas.
     
  5. Apostar a lo grande. A veces es necesario organizar alguna acción grande para conseguir un impacto en el consumidor del mismo tamaño. Un claro ejemplo de ello son los ‘flashmobs’ que, aunque no anuncian un producto en concreto, permiten a los transeúntes asociar un baile a la marca que lo está organizando. Además, también hay que tener en cuenta el impacto posterior de la acción en Internet.

 

Si quieres compartir...